La Inspección de trabajo inicia una campaña contra empleadores de trabajadores del hogar
16/02/2021
nuevos servicios
01/10/2021

Declaración de la Renta 2020-2021

Queda  muy poco para el comienzo de la declaración de la Renta 2021 correspondiente al ejercicio de 2020, un año señalado por SARS – COV-2 (COVID19) que afectó gravemente a la economía de muchas familias.

Como viene siendo habitual, en España en el mes de abril empieza la campaña  de la declaración de renta, concretamente, como ha publicado la Agencia Tributaria, el inicio del plazo será el próximo miércoles 7 de abril y finalizará el 30 de junio del 2021, aunque todo dependerá del método que se escoja para llevar a cabo la declaración.

Según el calendario del contribuyente las fechas claves son los siguientes:

  • 7 de abril de 2021 comienza el plazo de presentación por Internet de las declaraciones de Renta y Patrimonio 2020.
  • 6 de mayo de 2021 podrá solicitarse la declaración de Renta 2020 vía telefónica
  • 2 de junio de 2021 presentación de Renta 2020 en las oficinas de la Agencia Tributaria
  • 25 de junio de 2021 Renta y Patrimonio 2020 con resultado a ingresar con domiciliación en cuenta
  • 30 de junio de 2021 finaliza la campaña

Novedades de la declaración de la Renta 2020

Declarar un ERTE

Los trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) están obligados en presentar la Renta 2020 salvo si la suma de los rendimientos del trabajo no supera los 22.000 euros anuales si proceden de un solo pagador, o varias pagadoras, pero el segundo o siguientes, por orden de cuantía, no superen los 1500 euros (incluso aunque estas rentas inferiores a 1500 no estén sujetos a retención o lleven retención fija).

Autónomos: Declarar la prestación extraordinaria a autónomos por cese de actividad

Los trabajadores por cuenta propia tendrán que tributar en el IRPF, por la prestación extraordinaria a autónomos por cese de actividad como un rendimiento de trabajo y no incluir esta prestación como un ingreso más del trimestre en el modelo 130 de pago fraccionado del IRPF al no ser considerada un rendimiento de una actividad económica.

Las subvenciones de las CCAA percibidas por los autónomos también tributan como rendimiento económico y no estarán incluidas en el rendimiento de trabajo. En este caso, como las subvenciones están dirigidas a cubrir las dificultades económicas provocadas por la crisis del coronavirus, el autónomo las tendría que declarar como rendimientos de su actividad, a no ser que la ley dice que la ayuda está exenta de tributar.

Como norma general, “salvo que la Ley expresamente lo indique, todas las subvenciones o ayudas recibidas por personas que no realizan actividades económicas, tienen la consideración de ganancias patrimoniales, por lo que están sujetas y no exentas en el Impuesto sobre la Renta. Las que reciben las personas que realizan actividades económicas, pueden tener la consideración de rendimiento de la actividad o de ganancia patrimonial, según el destino de la subvención o ayuda”, explican desde la Agencia Tributaria.

 

Para cumplir con las obligaciones fiscales, puedes solicitar cita previa contactando con nosotros por email: contacto@asesoriabotos.com o por teléfono 661 000 606